Carta a una madre

Carta a una madre

Hoy, uno de los perfiles a los que sigo compartía una publicación de un texto, unas frases, un mensaje que cualquier madre puede transmitirle a cualquier hija y aunque no es algo original, quiero plasmarlo en este blog, porque seguro que muchos y muchas se sentirán identificados/as:

Carta de una madre a su hija:

Mi querida hija, el día que me veas vieja, te… pido por favor que tengas paciencia, pero sobre todo trata de entenderme.

Si cuando hablamos, repito lo mismo mil veces, no me interrumpas para decirme “eso ya me lo contaste”, solamente escúchame por favor.

Y recuerda cuando eras una niña y te leía la misma historia, el mismo cuento, ése con el que te dormías cada noche.

Cuando no me quiera bañar, no me regañes ni trates de avergonzarme. Recuerda las veces que tuve que perseguirte con miles de excusas para que te bañaras cuando eras niña.

Cuando veas mi ignorancia ante la nueva tecnología, dame tiempo necesario para aprender de los nuevos tiempos, y por favor no pongas esos ojos ni esas caras de desesperada.

Recuerda, vida mía, que yo te enseñé a hacer muchas cosas como comer correctamente, vestirte y peinarte por ti misma, como afrontar la vida.

El día que compruebes que me estoy haciendo vieja, ten paciencia conmigo y trata de entenderme.

Si pierdo la memoria o el hilo de la conversación de vez en cuando, dame el tiempo necesario para recordar, y si no puedo hacerlo, no te pongas nerviosa, impaciente o arrogante.

Ten presente que lo más importante para mí es estar contigo y que me escuches.

Y cuando mis cansadas y viejas piernas no me dejen caminar como antes, dame tu mano de la misma manera que yo te las ofrecí cuando diste tus primero pasos.

Cuando llegue ese momento,  no te debes sentir triste o incompetente de verme así, sólo te pido que estés conmigo, que trates de entenderme y ayudarme mientras llego al final de mi vida con amor.

Yo te lo agradeceré con una enorme sonrisa y con el inmenso amor que siempre te he tenido, por darme la oportunidad de compartir contigo todo nuestro tiempo.

Sólo quiero decirte que te quiero y que fuiste, eres y serás toda mi vida.

Firmado: Tu madre.

Como ya os dije, seguro que en algún momento te has identificado con uno u otro personaje.

En mi caso, le di todo lo que estuvo de mi mano, pero siempre me queda ese diablillo que me dice que podría haberlo hecho mejor, y no me cabe la menor duda de que es así.

Eso sí, duermo muy tranquilo porque tuvo de mí todo lo que necesitó y sé que desde el cielo me lo sigue agradeciendo todos los días y todas las noches, porque ella es la “yeya” que se ha convertido en una estrella.

La quiero.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

2 Comentarios en “Carta a una madre

  • Chari

    Como me hubiera encantado que esta carta me ayudara a poder entenderla mejor y pasar con ella todos los momentos y problemas que en la carta se cuentan…..Me hubiera gustado equivocarme al tratarla y no hablarle siempre de buena forma para así poder remediarlo y haber visto que todo eso le iba pasando…. pero con 67 años que tenía, todavia no le habia dado tiempo de tener ese desgaste. Estoy de acuerdo con mi hermano, todo aquel o aquella que tenga la inmensa fortuna de tenerla, que aproveche hasta el último segundo para poder disfrutarla. Yo así lo hice el tiempo que Dios me la dejó.