Antonia Pina Palop, “Mi Madre”


El pasado día 19 de Agosto, se cumplían tres años que el cáncer me arrebataba a mi madre, Antonia Pina Palop. Dieciocho años de constante lucha, desde que le detectaran un tumor maligno de mama.

Ni quiero, ni puedo hablar con pena ni lástima de ella, ni de la calidad de vida que tuvo hasta el último momento. Eso sí, daría años de mi vida por poder tenerla conmigo, y ahora mismo las lágrimas empiezan a brotarme.

Este blog nace de su recuerdo y de su fuerza, de la que ella tenía y la que nos transmitía a nosotros. Me gustaría que este punto de encuentro no sea más que eso, un punto de encuentro para todas aquellas personas que tengan o tengamos que vivir con un cáncer en nuestro cuerpo o en nuestra vida.

18 años de lucha me han obligado a conocer mucho de esta enfermedad, en la teoría y en la práctica. Me ha enseñado a vivir conjugando esperanza con realidad, tristeza con felicidad, llanto con risas. De todo ha habido al mismo tiempo.

Intentaré contaros poco a poco mis experiencias, positivas y negativas, porque pienso que de todas tenemos que aprender.

Quiero informaros de cuantas novedades y avances surgan en este ámbito, pero siempre desde un punto de vista humano y documentado. No soy médico, ni licenciado, ni un estudioso de la materia. Pero soy el hijo de una madre que lucho por ganar, y os aseguro que mi madre ganó muchas batallas, aunque perdiera la guerra. Sabíamos que la perdería. Pero pudimos disfrutar de ella muchos años más de los que nos auguró en Febrero del 2001 el Dr. Ruiz del Portal, que al parecer, era una “eminencia” en la materia. Este eminente me dijo a mí, personalmente, “que le daba a mi madre 6 meses de vida, y por supuesto, postrada en una cama con una metástasis de cadera”. Tan sólo nosotros, y el equipo de ONCÓLOGOS (con mayúsculas) del Dr. Manuel Ruiz Borrego que se hizo cargo de ella, sabe de su evolución, y por supuesto, de la predicción de este “profesional”.

Contaré la historia de mi madre, como la he vivido yo, desde el punto de vista de un hijo.

Nunca podré agradecerle bastante a muchas personas, profesionales, familia y amigos que nos ayudaron en este camino.

A mi mujer, Carmen, que desde que me conoció supo animarme, facilitarme todo el tiempo que yo quería, o necesitaba dedicarle a mi madre, a cuidar de mi Álvaro mientras yo no estaba, a enseñar a mi hijo a adorar a su abuela.

A mi hermana Chari, mi compañera inseparable de fatigas, de penas, de alegrías, de promesas, mi confidente, mi pañuelo de lágrimas… mi todo. Sin ella no hubiera sido posible tirar hacia delante. Estoy completamente seguro de que alargó la vida de mi madre gracias a su compañía diaria. Cambio su casa, por un piso para estar más cerca de ella. Con ella sigo llorando, riendo, recordándola a diario.

A Don Manuel Ruiz Borrego, el infatigable Oncólogo/amigo. No sé si mejor persona o mejor profesional. Lo reúne todo: paciente, comprensible, tenaz, humano, “guapísimo” como diría mi madre… Si cuando acudiamos a la consulta no estaba él, ella se derrumbaba. Yo le considero en esta lucha como un hermano más. No se rindió nunca, y siempre apostó por ella y por nosotros.

Aunque en este mi primer post me he puesto algo melancólico, espero ofreceros mucha y buena información que nos llene a todos de alegrías en señal de que cada vez seamos más capaces de controlar esta lacra. Estoy seguro de que sí. Tenemos muy buenos profesionales cuidando de nosotros, al menos, mi película tengo que contarla de manera positiva respecto a todo el equipo médico que he ido conociendo todos estos años.

Un abrazo muy fuerte para todos.

José Manuel Ramos Pina.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

8 Comentarios en “Antonia Pina Palop, “Mi Madre”

  • Águeda Gema Espina Zambrano

    En la dificultad extrema todos vemos mejor la vida y me alegra muchísimo que el doctor Ruiz Borrego atendiera a tu madre, porque lo conozco y no te quedas corto. La capacidad de poner amor y empatía en todo lo que haces, sin que te puedan las dificultades, con esa paciencia que es la que mueve el mundo a mejor, la tienen pocas personas. Hay que ser muy inteligente para aguantar los avatares de la vida con una sonrisa -por ello no me gusta juzgar demasiado a los que se quejan un poquito o un mucho de lo suyo, porque creo que si pudieran hacerlo mejor lo harían-, y gracias a las personas con esa luz y tenacidad como las del doctor Ruiz y muchas más que nos rodean cada día este mundo sigue y seguirá merenciendo la pena.
    Un abrazo fuerte y estoy convencida de que tu mamá vivió muy intensamente en su enfermedad y fue feliz. Te doy las gracias por contar tu experiencia con tanta sensibilidad y cordura.

  • Laura

    A mi madre tambien la trata el dr ruiz, esta os encantadas con el. Ya hace dos años que la trata y la verdad es que su salud ha mejorado mucho, ella tambien ” sufria” cancer de mama, digo sufria porque hasta hoy dia, no qparece nada en las pruebas, dios quiera que siga siendo asi. A el le debemos mucho, un beso a todos

    • José Manuel Ramos Pina

      Hola Laura, en primer lugar pedirte disculpas por no haberte respondido antes. Yo no podría explicarte lo que significa el Dr. Ruiz para nosotros (mi hermana Chari y yo) ni el lugar que ocupa en nuestras vidas. Estoy seguro de que los años que mi madre aguantó con su enfermedad fue sobre todo gracias a ella y la fuerza y el ánimo que tenía, pero el ansia y la implicación más que profesional de Manuel Ruiz Borrego fue decisiva. No sé si a tu madre le ocurre lo mismo, pero si íbamos a su consulta y él no estaba, se nos venía abajo. Para ella era fundamental verle y escucharle… le daba vida, y no es una metáfora.

      Espero que tu madre esté gozando de una buena calidad de vida, que pienso que es lo fundamental, que se encuentre bien de ánimo y de salud. Sobre todo, Laura, que sea consciente de que tiene una enfermedad contra la que ya se puede luchar y con muy buenas expectativas. Mi madre estuvo 19 años ganándole al cáncer, y te puedo asegurar que aunque ha perdido la guerra, ganó muchas, pero que muchas batallas.

      No te conozco, pero me vas a permitir que te mande un beso y un abrazo muy fuerte, y por supuesto te doy las gracias por haber comentado este humilde post de este blog que le dedico a ella.

  • paqui perez pina

    seguro q tu madre este donde este estara orgullosisima d ti se todo lo q has luxado y le has ayudado x eso x la parte q m toca t mando un GRACIAS x ser tan buen hijo, un beso de tu prima

    • José Manuel Ramos Pina

      A ver, prima. Ella está aquí, conmigo, sigo derramando lágrimas (ahora otra vez) y levanto la cabeza y la veo en esa foto tan particular que tengo encima del televisor, y qué voy a hacer? Pues pensar en los que tengo alrededor, y sobre todo, lo que me ha dado fuerzas siempre… seguir haciendo cosas de las que estaría orgullosa, aunque tengo algunas pendientes.